Los Nietos De La Nación Árabe

…”Somos los nietos de los héroes de la Nación Árabe e Islámica. Seremos vuestra pesadilla. Atacando a vuestros sitios vitales vamos a terminar con vuestra débil economía”. Así es como reza la frase que ha aparecido en algunas de las páginas web españolas hackeadas por el denominado grupo “Fantasmas marroquíes”, también denominados “Los Monárquicos”.

..”Viva Sáhara marroquí, viva el Rey de Marruecos para siempre. Debéis saber que no aceptamos que tocais nuestra patria. Estamos aquí para defender a nuestras tieras.  el Sáhara es marroquí y lo quedara para siempre. Quedaremos fuertes y unidos contra todas la personas que quieren el mal a nuestro país..”. Esta es otra de las frases que han dejado puesta en las páginas web hackeadas, en la que se denota su incompleto nivel de castellano.

..”Siempre habéis creído que nuestro silencio en relación a vuestros continuos errores mortales hacia el Reino de Marruecos y su gran pueblo es por miedo. Desde el Al Ándalus islámico pasando por las ocupadas Ceuta y Melilla, las Islas Canarias, el islote de Perejil, hasta vuestro intrusismo inaceptable y poco inocente en el Sahara Marroquí..”, reza otra de las misivas dejadas en las páginas web atacadas.

Más de 200 páginas han sido ya objetivo (conseguido), a día de hoy. Incluso se vanaglorian de las acciones logradas, desde su grupo público de Facebook (https://www.facebook.com/royalistes). Páginas como la de “veteranosParacaidistas.es”, o “Sahara-mili.net”, “ondaceromelilla.net”,”cibedes.org”, “frentepolisario.com” e, incluso, varias páginas del Partido Popular español. No se salva nadie, ni radios, ni organizaciones de investigación en medicina, ni partidos políticos, ni páginas de temática relativa al pueblo saharaui, pasando por compañías de transporte.

No es objeto de este artículo inmiscuirse en el contenido político de estos ataques, sino dar a conocer quiénes son algunos de nuestros ciberenemigos naturales. En este caso, Marruecos siempre nos ha hostigado, de una forma u otra. Y ahora lo hace desde una nueva vía: la red de redes.

Según una entrevista realizada al supuesto cabecilla de esta organización hacktivista, el grupo habría sido fundado en 2012 y estaría compuesto por jóvenes informáticos marroquíes, cuyo objetivo es defender a su país y a su Rey. No tienen miedo a ser detenidos, pues la convicción que tienen es la de “estar haciendo el bien por su país”, y dejarían de efectuar sus ataques, si así se lo pidiera su rey.

Ya en el ámbito estratégico Nacional, en la recientemente aprobada “Estrategia de Seguridad nacional Española” se habla del terrorismo Yihadista, de Marruecos, del Sahara, de Ceuta y Melilla, de Gibraltar, y de los archipiélagos Canario y Balear, entre otros, pero no se habla de las actividades hacktivas, por parte de nuestros convecinos.

En este documento -por fin-, la ciberseguridad se erige por mérito propio como uno de los territorios a vigilar, pues supone una amenaza reconocida. Para este nuevo punto específico se propone la adopción de “medidas preventivas de vigilancia del uso de la red”. Sin embargo, deja de lado a Marruecos, considerando que no es preocupante. Más bien habla del Magreb, como conjunto social, advirtiendo del riesgo de inestabilidad que podría generar la denominada “primavera árabe”.

En otro manual -el Manual Tallin-, recientemente publicado por el Centro de excelencia para la ciberdefensa Cooperativa de OTAN -menos condescendiente con nuestros vecinos del sur-,  se dice, sin embargo, que “…es aceptable que un Estado responda con armamento tradicional a ataques cibernéticos patrocinados por otro Estado, si se puede demostrar que el ciberataque causó la muerte de ciudadanos, o severos daños a la propiedad..”. Cierto es que los ataques cometidos por estos hacktivistas Marroquíes no van más allá de páginas web que poca o ninguna importancia tienen para la seguridad nacional, por lo que sería desmesurado responder de esta forma; Pero sí debemos estar alerta, ante una posible escalada de sus ciberataques.

En el Manual Tallin también se define al hacktivista como “.. el ciudadano particular que, por su propia iniciativa, se involucra en actividades de hacking por razones, entre otras, ideológicas, políticas, religiosas o patrióticas..”. Esta definición coincide justo con el caso de los atacantes de nuestro país vecino.

Este manual indica igualmente que “..pueden ser considerados blancos legítimos sobre los que dirigir un ataque armado mortal, incluso más allá del marco temporal en que se ha producido el ataque cibernético..”; por tanto, el hacktivista seguiría siendo un objetivo, incluso una vez comprobada su inactividad en la red, si bien proponen que la respuesta natural debe ser del mismo tipo que el ataque recibido. Esto es: cibernética.

Quizá sea ya el momento de que nuestros dirigentes tengan una reunión con sus homólogos Marroquíes y tratar sobre este tema, antes de que se produzca una escalada de ciberataques, no sólo ya desde suelo alauita, sino como respuesta de nuestra comunidad informática, a sus acciones en la red.

 José Aurelio García

Auditor y Perito Informático-Perito en Piratería Industrial e Intelectual-Informático Forense

Vp. Asociación Nacional de Ciberseguridad y Pericia Tecnológica - ANCITE

Informático Forense - El Blog de Auditores y Peritos Informáticos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido . Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas , consulte nuestros Términos de Uso.

  Acepto la Política de Cookies de este sitio.
EU Cookie Directive Module Information